Aunque sea pregunteselo

Es facil exigir, pedir, tomar posición pensando que siempre es correcta y exigir que los otros lo hagan bien, porque usted sabe que así es y los otros lo deben hacer, por que es lo correcto y usted sabe y vive así.

Aunque sea preguntese, ¿qué se espera de mi?, ¿cúal es el papel y el rol que yo debo desempeñar para que las cosas vayan bien?, son solo los demas los que deben cambiar y asumir mis exigencias, o esta de mi parte tambien poner un esfuerzo, una acción, una capacidad para ayudar a construir lo que tambien exijo.

Es facil exigir y tomar posturas de estar en lo correcto, muy criterioso y tajante, pero usted que esta haciendo para que le den eso, puede merecerlo y recibirlo aún sin que ese merecimiento sea más que gracia, pero cuando estamos con otros, exigir e inquirir lo que se quiere no puede ser bajo las formas de yo estoy en lo correcto y usted tiene que hacer lo que le exijo, por que mis argumentos son mejores, porque yo tengo la razón, todas estas posiciones favorables pueden generar credibilidad y verdad, pero no le dan el derecho de solo exigir con aires de superioridad frente a las falencias y fallos de los demas, simplemente preguntese, cúal es mi parte para vivir bien conmigo mismo y con los demas.

Anuncios

Sin oponer resistencia

Camino del agotamiento y la hiperactividad de una sociedad dedicada al rendimiento, donde cada hombre es a la vez esclavo y amo, victima y verdugo de si mismo, en la carrera del “yes we can”, nos hacemos esclavos de la libertad de poder hacer.

Como pudieron observar al entrar a este espacio de comunicación digital interactiva, aquí solo se publican declaraciones irrelevantes acerca de la banalidad, así que no esperen más que eso, durante algunos años he estado escribiendo para otros, en otras solo siguiendo las luces que aparecen frente a la pantalla de la terminal, donde el teclado y el Mouse es la extensión de mi cuerpo para estar conectado en medio de la red de Internet, sin embargo este lugar también digital, aunque no olvidado, hace tiempo no recibía los golpes de dedos que se transforman en símbolos que ahora están leyendo.

Pereza, tal vez, falta de motivación, puede llegar, sin temas muy claros, también, por eso son declaraciones irrelevantes, pero lo que en ocasiones encuentro en este pseudo olvido, es exceso de actividad, una hiperactividad agobiante, que me he autoimpuesto en esta carrera positiva del puedo hacerlo, y cada vez que puedo algo, añado una acción, una actividad nueva a la cesta, no se ustedes, pero en ocasiones, burn, quemado total, se funde la maquina, ya no es el cuerpo que no responde sino el cerebro y mi capacidad de atención la que ya no aguanta más bombardeo; así que bienvenido a la cibercultura, con sus medios obesos, llenos de informaciones, comunicaciones y tecnologías que solo intoxican nuestra ya limitada capacidad de atención.

En la nueva sociedad digital, flácida y complaciente, cada día, un río de información fluye de las interfaces con las que interactuamos cada día, y no piense por interfaces solo las tecnológicas, sino el trabajo, la casa, el estado, la escuela y la universidad, entre muchas otras que me da mucha mamera mencionar ahora, los partidos políticos y obvio la esfera digital, donde también somos y hacemos, nos encontramos en medio de una aldea global digital plagada de informaciones y muchas de ellas son basura, usted se aterra de la basura en las calles de Bogotá, por el cambio en el modelo de aseo, vaya de una vuelta por dos lugarcitos, Facebook y Twitter, déjeme decirle que lo que hay es basura, y esta no huele a feo, ni le enmugra los zapatos, le dispara directo al cerebro y buscar llamar su atención, y es que en esta época de simultaneidad, globalización y mutaciones digitales, dos bienes de valor son la atención y el tiempo, del tiempo hablare después, que vaina para efímera; ahora me quedo con la atención, pregúntese ¿hoy ha interrumpido su carrera de actividades para contemplar algo que no sea su teléfono móvil?

Nuestra atención, o por lo menos la mía, en muchos momentos, es frágil, fragmentada y superficial, recibo tanta información que falta tiempo para filtrar y jerarquizar, para desechar y guardar, para reflexionar antes de bajar con el dedo sobre la timeline. Yo sirvo para el multitasking, pero en ocasiones estar tan compartimentado y haciendo tantas cosas a la vez (“porque puedo hacerlo y me siento en la libertad de hacerlo”), no me permite ver más, respirar y disfrutar de una atención paciente, larga y detallada a otras situaciones, opciones, sujetos u objetos.

Tengo una idea clara, debo prestar atención conciente a lo que le presto atención.

Hasta pronto, y si llegaste hasta este punto, gracias por leer.

EDO.Villamizar

 

 

 

¿Y qué tal si…?

Y qué tal si tomar el riesgo es lo inadecuado, y qué tal si no soñar era lo aceptado, y qué tal si mantenerse en la rutina era lo esperado. 

En ocasiones me enfrento a este tipo de preguntas y digo, estoy viviendo o solo trato de ser parte de la cadena en el sistema y no molestar a nadie. Será que en eso se me va la vida, entre horas y suspiros, entre el afán de llegar a cumplir con el tiempo donde no quiero estar. 

El trabajo no me va a extrañar, me extrañan los que me aman y que en ocasiones ya no alcanzo a encontrar. Vale más la vida y las ganas de vivirla, de amar y soñar, que solo completar un mes más y seguir dejando tu vida ir por la borda de un barco llamado quizás. 

Para todo hay tiempo y hay lugar, no confío en ti, ni en mi, confío en quien me amo, me ama y me amara. Y así es que si quiero la vida arriesgar. 

¿Y tú en quien estas confiando? ¿A quien le estas la vida entregando?

Los juegos y los huesos

Descubrí que así como se manifiestan los juegos del fuego frente a tus ojos, lo que respira y da vida, está en medio de ti sin que puedas observarlo.

Entender que yo te veo como parte de mi universo, es saber que nuestras galaxias chocan, aunque hayan millones de lunas entre nosotros.

Más por el primer amor, por el origen y mi rendición, creador y honor, yo decido no entregar lo que de mi pudieras anhelar.

Porque mayor es mi entrega que mi virtud, mi saciedad sea en su madero, mayor su poder que el hambre de mi carne, que la insatisfacción de mis ojos.

Como poder correr en medio de la niebla, si quieres guiarme con mis ojos, como transformare la luz en medio de mi ser, si quieres llevarme entre caminos de deseos y fantasías, si aún esperas saciarme de la tierra y sus elementos.

Levantado entre los que desfilan inertes, entré por la palabra en la tierra de lo existente.

Aún con los ojos velados, manos maltrechas, tobillos vendados, pero el corazón firme y el espíritu en pie.

Seguí, seguí, grita el fuego que sale por mi boca.
Se consumé mi mente entre brasas, un camino angosto y menospreciado, un hombre y nombre se hace tropiezo para el sabio en su propio juicio.

Más gloria es, para quienes se hallaron abandonados y tomaron el camino del desquicio.

Aunque los ojos no vieran la llegada, los huesos aún esperarán listos el cumplimiento, el tiempo como dócil seguidor cumplirá su propósito y se extinguirá para desatar el eterno presente.

edo
@edov8

A la cancha, una vez más

Imagen

No son los primeros en presentarse en este mundo,

no serán los primeros en ganar, en salir victoriosos.

Pero sí serán los últimos en presentarse a la batalla,

por primera vez en muchos años.

 

Solo 12 se enfrentaron al mundo y lo trastornaron.

Hoy ustedes van a enfrentar miles.

 

Ustedes son los elegidos para escribir esta historia,

para marcar con sus hechos la vida.

 

Quiero que sepan que no los van a aplaudir, no los van alentar;

los van a insultar, les van a pegar, los van a provocar,

 

Pero ustedes hoy viven en Jesús y saben como responder.

Porque llevan la vida en la sangre, porque esta misión no la asume cualquiera.

 

No busquen nuestra hinchada en la tribuna de siempre, jugamos de visitantes,

somos extranjeros y nuestro aguante nos mira desde el cielo.

 

Hoy en el terreno parecerá que van a estar solos.

Miren a su alrededor.

Apóyense entre ustedes.

Porque son un grupo de hombres y mujeres dispuestos a dejar la vida por su compañero.

 

Luchen, trabajen duro, crean en quien habla y habita en sus corazones.

Porque de ustedes depende el gozo.

Jueguen duro, festejen el amor, abrásense y besen la cruz cada día.

 

Conviertan gritos en silencio.

Hagan temblar de miedo al mundo.

Esparzan el aroma de la vida.

Disfruten estos últimos minutos.

Y lo recordaran toda la vida.

Escriban la historia, hoy ustedes son Cristo en las calles.

 

Un magnifico estadio, la cancha perfecta.

Llego la hora, vayan por la gloria, la misión más importante del mundo

Por Jesús

Por ustedes

por nosotros

por sus familias

Por los que mueren en la oscuridad.

 

Pongan el corazón

1 contra el mundo y venció

12 contra el mundo y lo trastornaron

Nosotros por el mundo y seremos leyenda.

Imagen

Esta publicación esta basada en el vídeo que les presentaron a los jugadores de river plate, antes de enfrentar el partido ante boca juniors, donde estarían solos en la cancha ya que sus seguidores no pudieron entrar al estadio.

[Link vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=Frh-jY7Y9G0&feature=youtu.be]

Fue claro al ver el vídeo, entendí que muchos de nosotros vivimos de la misma forma, cada día, no solo un partido, así que donde estén seguimos alentando y tengan algo por seguro que quien nos ama, venció.

Gracias por compartir.

@EDOV8

_____________________________________________________________

Fuente imágenes:

bengalas ultras x1
http://co.fotolog.com/salidas_futbol2/64017920/
bengalas-ultras2
http://www.zoomnews.es/38944/deportes/futbol/champions-uefa-podria-sancionar-al-real-madrid-las-bengalas-bernabeu
Getty -images

El juego fuera de tiempo

Juego1

Como caballo desbocado, una mente sin filo chocaba contra las paredes, detente, aguanta, límpiate la cara y comprende que eso ya paso y no regresara.

En ocasiones esa es la conversación que fluye en nuestra mente, golpearse contra el pasado como si algo de aquello pudiera ser remediado, valiente forma de perder el tiempo, de posponer el presente que siempre esta frente a nosotros.

Un mal día, un mal recuerdo, no significa que toda tu vida sea mala, es solo un recuerdo de la fragilidad, de la realidad, de entender que lo que cobra sentido, nunca se consigue en un día, esto es una carrera de resistencia y todos los días hay que rodar (hasta hace poco comprendí el esfuerzo que significa), es interesante entender que lo que no veo pero creo, me transforma más, que la realidad que me rodea, pero de eso escribiré luego.

En los últimos días tuve que pelear con recuerdos de un pasado, que en mi caso no fue lo que yo pensaba que sería, pero ya fue; en ocasiones me llegan memorias como disparos de flash, uno de estos me paso mientras tocaba el sinte, toda la carga de vergüenza y mala vibra de ese momento, quiso desgarrarme de golpe, pero fue distinto, en mi corazón entendí que ya no era real, que ya no podía dañarme, había sido y nunca volvería.

Que gran oportunidad para pensar en el futuro, allí cuando ese recuerdo se desvaneció, se abrió la puerta expectante de un futuro glorioso, de soñar y enfilar fuerzas, por llegar a ese lugar añorado, que bueno fue ver esperanza, entender que los pasos, las carreras, las caídas, la constancia y la consistencia por continuar, me brindar la oportunidad de vivir.

Tengo eso, el presente para soñar, para hablar, admitir el futuro, muchas carreras por correr, poner la palabra por acción y transformar el futuro.

EDO